Iº MANIFESTACIÓN DE YEHOSHU ‘EN UNA COMUNIDAD DE GENTIOS

PORCIÓN 40
Oct.017
Tema: Iº MANIFESTACIÓN DE YEHOSHU ‘EN UNA COMUNIDAD DE GENTIOS
Fuente: Pergamino de Yehoshu ‘el Mesías
Lectura: Hechos 10: 1-48
Un hombre en Cesarea, por nombre Cornelio, centurión de la corte llamada italiana, 2 piadoso y temente al Dios eterno con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo y de continuo oraba a Dios, 3 cerca de la hora novena del día, vio claramente en una visión un ángel del Dios eterno, que se dirigía hacia él y le decía: Cornelio! 4 Este, mirándole los ojos y atemorizado, preguntó: ¿Qué es, Señor? El ángel respondió: tus oraciones tus limosnas han subido a la memoria delante del Dios eterno; 5 ahora, pues, envía hombres a Yafo y manda llamar a Shimón, que tiene por sobre el nombre Kefah; 6 Este, se halla hospedado con un cierto Shimón, curtidor, cuya casa está a la orilla del mar. Te dirá lo que debes hacer. En cuanto se retiró el ángel que le hablaba, Cornelio llamó a dos de sus hogares y un piadoso soldado de los que estaban a su servicio; 8 y, habiéndole contado todo, los envió a Yafo. 9 Al día siguiente, yendo a su camino y estando cerca de la ciudad, subió a Kefah al eirado para orar, cerca de la hora sexta.10 Y teniendo hambre, quiso comer; pero mientras les preparaban la comida, le sobrevino un éxtasis, 11 y veía el cielo abierto y un objeto descendiendo, como si fuera una gran sábana, siendo bajado por las cuatro puntas sobre la tierra, 12 en el cual había de todos los cuadrúpedos y reptiles de la tierra y de las aves del cielo. 13 Y una voz les dijo: Levántate, Kefah, mata y come. Pero Kefah respondió: De ninguna manera, Señor, porque nunca comí nada común e inmundo. Por la segunda vez le habló la voz: No llames tú común a lo que el Dios Altísimo purificó. 16 Sucedió esto tres veces; y luego fue el objeto recogido al cielo. 17 Mientras Kefah reflejaba perplejo, sobre lo que sería la visión que había tenido, he aquí que unos hombres enviados por Cornelio, habiendo preguntado por la casa de Shimón, pararon la puerta. 18 Y llamando, indagaban si allí estaba hospedado Shimom, que tenía por encima de Kefah. 19 Mientras Kefah aún meditaba sobre la visión, el Espíritu le dijo: He aquí que dos hombres te buscan. 20 Levántate, pues, desciende y va con ellos, nada dudando; porque yo los envié. 21 Y descendiendo Kefah al encuentro de esos hombres, dijo: Soy yo a quien buscas; ¿Cuál es la causa por la que habéis venido? 22 Ellos respondieron: El centurión Cornelio, hombre justo y temido al Dios del cielo y que tiene buen testimonio de toda la nación de los yehudim, fue avisado por un santo ángel para llamar a su casa y oír sus palabras. 23 Kefah, pues, invitándolos a entrar, los hospedó. Al día siguiente se levantó y partió con ellos, y algunos hermanos, entre los de Yafo, lo acompañaron. 24 El otro día entró en Cesarea. Y Cornelio los esperaba, habiendo reunido a sus parientes y amigos más íntimos. 25 Cuando Kefah iba a entrar, le vino Cornelio al encuentro y, postrándose a sus pies, le adoró. Pero Kefah le levantó, diciendo: Levántate, que yo también soy hombre. 27 Y conversando con él, entró y halló muchos reunidos, 28 y les dijo: Ustedes saben que no es lícito a un yehudín juntarse o llegar a extranjeros; pero el Altísimo me mostró que a ningún hombre debo llamar común o inmundo; 29 por lo cual, siendo llamado, he venido sin objeción. Me pregunto, pues: Por qué; me mandaste llamarme? 30 Entonces dijo Cornelio: Hace ahora cuatro días que yo estaba orando en mi casa a la ora novena, y he aquí que ante mí se presentó un hombre con vestiduras resplandecientes, 31 y dijo: Cornelio, actúa oración fue oída, y tus limosnas están en memoria ante el Dios Altísimo. 32 Envía, pues, a Yafo y manda llamar a Shimón, que tiene por nombre Kefah; está alojado en la casa de Shimom, el curtidor, a la orilla del mar. 33 Por lo tanto, mandé luego llamar, y bien hiciste en venir. Ahora, pues estamos todos aquí presentes ante el Dios Altísimo, para escuchar todo lo que le fue ordenado por el Señor. Entonces Kefah, tomando la palabra, dijo: De hecho, reconozco que el Dios eterno no hace acepción de personas; 35 pero que le es aceptable el que en cualquier nación le teme y practica lo que es justo. La palabra que él envió a los hijos de Israel, anunciando la paz por Yeshu ‘el Mesías (este es el Señor de todos) 37 estas palabras, ustedes bien saben, fue proclamada en toda Yehudeia, empezando por Galil, después del bautismo que Y “ochanan predicó; 38 concerniente a Yeshu ‘de Nazaret, como Y’HWH lo ungió con poder; el cual anduvo por todas partes, haciendo el bien y sanando a todos los oprimidos del diablo, porque Y’HWH era con él. 39 Nosotros somos testigos de todo lo que hizo, tanto en la tierra de los yehudim como en Yehoshaléym; al cual mataron, colgándolo en el madero. A este resucitó Y’HWH al tercer día y le concedió que se manifestara, 41 no a todo pueblo, sino a los testigos predeterminados por el Dios eterno, a nosotros, que comemos y bebemos juntamente con él, después que resucitó de entre los muertos; Este nos mandó predicar al pueblo, y testificar que él es el que por el Dios eterno fue constituido juez de los vivos y de los muertos. 43 A EL

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s