UN HOMBRE SALVO Y DOS MIL PORCOS AFECTADOS

UN HOMBRE SALVO Y DOS MIL PORCOS AFECTADOS
PORCIÓN 48
Nov.017
Tema: UN HOMBRE SALVO Y DOS MIL PORCOS AFECTADOS
Fuente: Pergamino de Yehoshu ‘el Mesías
Lectura: Mar.5: 1-27
1. Llegaron al otro lado del mar, a la tierra de los gerasenos. 2 Y cuando Yehoshu salió del barco, le vino al encuentro, de los sepulcros, un hombre con espíritu inmundo, 3 el cual tenía su morada en los sepulcros; y ni aun con cadenas podía alguien arrestarlo; 4 porque, habiendo sido muchas veces preso con grilletes y cadenas, las cadenas fueron por él hechas en pedazos, y los grilletes en migajas, y nadie lo podía domar; 5 y siempre, de día y de noche, andaba por los sepulcros y por los montes, gritando, e hiriendo con piedras.6 Viendo, pues, de lejos Yehoshu, corrió y adoró; 7 y clamando con gran voz, dijo: ¿qué tengo yo contigo, Yehoshu ‘Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes. 8 Porque Yehoshu le decía: Sale de este hombre, espíritu inmundo. 9 Y le preguntó: ¿Cuál es tu nombre? Le respondió: Legión es mi nombre, porque somos muchos. 10 Y le rogaba mucho que no lo enviara fuera de la región. Ahora bien, andaba allí pastando en el monte una gran manada de cerdos. 12 Rogaron, pues, los demonios, diciendo: Manda a aquellos cerdos, para que entremos en ellos. 13 Y él se lo permitió. Saliendo, entonces, los espíritus inmundos, entraron en los cerdos; y se precipitó la manada, que era de unos dos mil, por el despeñadero en el mar, donde todos se ahogaban. 14 En eso huyeron aquellos que los apacentaban, y lo anunciaron en la ciudad y en los campos; y muchos fueron a ver lo que era lo que había sucedido. 15 Llegando a Yehoshu ‘; vira el endemoniado, el que había tenido la legión, sentado, vestido, y en perfecto juicio; y temieron. 16 Y los que habían visto esto les contaron cómo había sucedido al endemoniado, y acerca de los cerdos. 17 Entonces comenzaron a rogarle si retirarse de sus términos. 18 Y entrando él en el barco, le rogaba lo que había sido endemoniado que le dejara estar con él. 19 Yehoshu ‘, pero no se lo permitió, pero les dijo: Ve a tu casa, a los tuyos, y les anuncia cuánto el Señor te hizo, y cómo tuviste misericordia de ti. 20 Él se retiró, pues, y comenzó a publicar en Decápolis todo lo que les había hecho Yehoshu ‘; y todos se admiraban. 21 Después que Yehoshu ‘pasó de nuevo en el barco al otro lado; se reunió a él una gran multitud; y él estaba a la orilla del mar. 22 Llegó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Yario y, luego que vio a Yehoshu, se le echó a los pies, 23 y le rogaba con instancia, diciendo: Mi hijita está en las últimas; te ruego que vengas y te impongas las manos para que sare y viva. 24 Yehoshu ‘fue con él, y seguían una gran multitud, que lo apretaba. 25 Pero una mujer que tenía doce años padecía una hemorragia, 26 y que había sufrido bastante a las manos de muchos médicos, y gastó todo lo que tenía sin aprovechar, antes yendo a peor, 27 habiendo oído hablar acerca de Yehoshu ‘ , vino por detrás, entre la multitud, y tocó el manto; 28 porque decía: Si tan sólo tocare las vestiduras, quedaré sanada.
COMENTARIO
Contrariando las enseñanzas de Moshêh, por la Torá, y de los profetas, muchos israelíes trabajaban con la suciedad.
Una cierta ocasión, en sus enseñanzas a la congregación, Yehoshu, dijo que cuando el espíritu inmundo sale de una persona, vaga por lugares áridos buscando donde habitar; en el texto, vemos que los demonios encontraron lugar en el mozo gadareno.
En reprobación a los yehudim, también por la creación de cerdos, Yehoshu ‘mandó a los demonios entrar en los cerdos; y los destruyó.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s